Constitución y registro de partido político

Constitución y registro de partido político
10 septiembre, 2012 Strategia Electoral

Constitución y registro de partido político

10 septiembre, 2012

 

Por: Strategiaelectoral

Quienes deseen conformar un partido político únicamente lo podrán hacer cada seis años, en el mes de enero del año siguiente a la elección presidencial.

El procedimiento de registro de un partido político se lleva ante el Instituto Federal Electoral, a quien se le deberá notificar la intención de conformar un partido político, y se deberá informar mensualmente sobre el origen y destino de los recursos que se usen para la conformación del mismo.

Los artículos 28, 29, 30 y 31 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales prevén que el Instituto Federal Electoral en el caso de la constitución y registro de un partido político deberá verificar y examinar que el proceso cumpla con los requisitos legales para tener por registrado al partido.

Los requisitos que deben cumplir para conformar un partido político son:

  1. Contar con una declaración de principios, un programa de acción y unos estatutos que normen las actividades del partido. (requisito de fondo)

La normativa constitucional y legal en materia electoral dispone que los partidos tienen el derecho constitucional de autodeterminarse y autorregularse, siempre y cuando respeten los límites y los términos establecidos en la Constitución política y en la normativa aplicable. Este derecho de autodeterminación y autoregulación se encuentra sujeto a que la normativa interna de los partidos políticos cumpla con elementos democráticos mínimos.

En el artículo 27 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales prevé los requisitos mínimos que los partidos políticos están obligados a establecer en sus estatutos. En dicha disposición legal se advierte que el legislador concedió a los partidos políticos una amplia configuración estatutaria para determinar los procedimientos, métodos y requisitos que deberán cumplir y seguir quienes busquen ser postulados para un cargo de elección popular, ello, en ejercicio de su derecho a la autodeterminación y autorregulación.

El alcance de la obligación de los partidos políticos que se prevé en el artículo 27, en relación con el 38, párrafo 1, del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, en cuanto al contenido mínimo de los estatutos y la obligación para los partidos políticos nacionales de que ajusten su normativa interna a lo previsto en el sistema jurídico nacional, atiende, sustancialmente, a lo establecido en la jurisprudencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, de rubro ESTATUTOS DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS. ELEMENOS MÍNIMOS PARA CONSIDERARLOS DEMOCRÁTICOS.

En dicha jurisprudencia, se dispone que los elementos democráticos mínimos que deben prever los instrumentos de un partido político son:

  1. La deliberación y participación de los ciudadanos, en el mayor grado posible, en los procesos de toma de decisiones, para que respondan lo más fielmente posible a la voluntad popular;
  2. Igualdad, para que cada ciudadano participe con igual peso respecto de otro;
  3. Garantía de ciertos derechos fundamentales, principalmente, de libertades de expresión, información y asociación, y
  4. Control de órganos electos, que implica la posibilidad real y efectiva de que los ciudadanos puedan elegir a los titulares del gobierno, y de removerlos en los casos que la gravedad de sus acciones lo amerite.

De esta forma se debe buscar contemplar la participación de los ciudadanos en las decisiones fundamentales, la igualdad de éstos en el ejercicio de sus derechos, los instrumentos para garantizar el respeto de los derechos fundamentales y, finalmente, la posibilidad de controlar a los órganos electos con motivo de sus funciones.

Los elementos mínimos de democracia que deben estar presentes en los partidos políticos son:

  1. La asamblea u órgano equivalente, como principal centro decisor del partido, que deberá conformarse con todos los afiliados, o cuando no sea posible, de un gran número de delegados o representantes, debiéndose establecer las formalidades para convocarla, tanto ordinariamente por los órganos de dirección, como extraordinariamente por un número razonable de miembros, la periodicidad con la que se reunirá ordinariamente, así como el quórum necesario para que sesione válidamente;
  2. La protección de los derechos fundamentales de los afiliados, que garanticen el mayor grado de participación posible, como son el voto activo y pasivo en condiciones de igualdad, el derecho a la información, libertad de expresión, libre acceso y salida de los afiliados del partido;
  3. El establecimiento de procedimientos disciplinarios, con las garantías procesales mínimas, como un procedimiento previamente establecido, derecho de audiencia y defensa, la tipificación de las irregularidades así como la proporcionalidad en las sanciones, motivación en la determinación o resolución respectiva y competencia a órganos sancionadores, a quienes se asegure independencia e imparcialidad;
  4. La existencia de procedimientos de elección donde se garanticen la igualdad en el derecho a elegir dirigentes y candidatos, así como la posibilidad de ser elegidos como tales, que pueden realizarse mediante el voto directo de los afiliados, o indirecto, pudiendo ser secreto o abierto, siempre que el procedimiento garantice el valor de la libertad en la emisión del sufragio;
  5. Adopción de la regla de mayoría como criterio básico para la toma de decisiones dentro del partido, a fin de que, con la participación de un número importante o considerable de miembros, puedan tomarse decisiones con efectos vinculantes, sin que se exija la aprobación por mayorías muy elevadas, excepto las de especial trascendencia, y
  6. Mecanismos de control de poder, como por ejemplo: la posibilidad de revocar a los dirigentes del partido, el endurecimiento de causas de incompatibilidad entre los distintos cargos dentro del partido o públicos y establecimiento de períodos cortos de mandato.
  7. Contar con 300 mil afiliados en 20 entidades federativas, o tener 300 afiliados en por lo menos 200 distritos electorales uninominales. (requisito de forma)

Quien pretenda conformar un partido político debe acreditar contar con un número de afiliados que no podrá ser menor al 0.26% del padrón electoral federal que se haya utilizado en la elección federal ordinaria inmediata anterior, los afiliados deben contar con credencial para votar con fotografía correspondiente a la entidad o al distrito donde se registren dentro del partido.

El proceso de constitución y registro de un partido político es validado por el Instituto Federal Electoral, y posteriormente susceptible de impugnación ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Los pasos a seguir son:

  1. Notificar al IFE sobre la intención de constituir un partido político, se deberá realizar en el mes de enero del año siguiente a la elección presidencial.

 

  1. Celebrar por lo menos en 20 entidades federativas o en 200 distritos electorales, una asamblea con presencia de un funcionario del IFE, en la que se certificará lo siguiente:

 

  1. Los afiliados que concurrieron y participaron en la asamblea, los cuales no podrán ser menos 3,000, en caso de ser estatal, o 300 de ser distrital. Asegurarse que los asistentes concurrieron libremente, conocieron y aprobaron la declaración de principios, el programa de acción y los estatutos.
  2. Los asistentes deben firmar la manifestación formal de afiliación, y quedar integradas las listas de afiliados con: nombres apellidos, lugar de residencia y clave de credencial para votar.
  3. En la celebración de la asamblea no intervinieron organizaciones gremiales o de otro tipo con un objeto social distinto al de la constitución del partido.

 

  1. Celebrar una asamblea nacional constitutiva, con la presencia de un funcionario del IFE, en la que se certificará lo siguiente:

 

  1. La asistencia de los delegados propietarios o suplentes, elegidos en las asambleas estatales o distritales.
  2. Acreditar la celebración de las asambleas estatales o distritales con las actas correspondientes.
  3. Comprobar la identidad y residencia de los delegados asistentes.
  4. Aprobar la declaración de principios, el programa de acción y estatutos.
  5. Conformar las listas de afiliados.

 

  1. Realizadas las asambleas estatales o distritales y la nacional constitutiva, en el mes de enero, del año anterior al de la elección federal, se deberá presentar ante el IFE la solicitud de registro del partido político, en la que se acompañen la declaración de principios, programa de acción y estatutos, así como las listas nominales de afiliados, y las actas de las asambleas correspondientes.

 

  1. El IFE revisará la documentación correspondiente y el cumplimiento de todos los requisitos descritos anteriormente, lo cual se hará a través de una comisión integrada por tres consejeros electorales.

 

  1. Dentro del plazo de 120 días, contados a partir de la presentación de la solicitud de registro al IFE, el Consejo General deberá aprobar o rechazar el proyecto de dictamen, en su caso, se tendrá por registrado al partido o se fundamentará la negativa del mismo.

 

  1. El registro del partido político surtirá efectos a partir del 1º de agosto del año anterior a la elección federal.

III. Precedentes relevantes

El proceso de registro del partido político, así como cualquier modificación a los documentos esenciales – declaración de principios, programa de acción y estatutos – se encuentra sujeto no sólo al control administrativo que ejerce el IFE, sino que también al control jurisdiccional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Algunos de los precedentes más relevantes que se han resuelto son:

  • SUP-RAP-016/1999, se impugnó el registro del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana.
  • SUP-JDC-21/2002, se ordenó modificar los estatutos del Partido Verde Ecologista de México, por considerar que los mismos no se apegaban a los principios democráticos.
  • SUP-RAP-2638/2008, se revocó la modificación que se realizó a los estatutos del Partido del Trabajo por considerar que preveían prácticas que no se apegaban a los principios democráticos.

Publicado por:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*