Balotaje entre Rodríguez Larreta y Lousteau en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Balotaje entre Rodríguez Larreta y Lousteau en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
13 julio, 2015 Pluralismo Democrático

por Nicolás Cereijo

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires habrá ballotage entre Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau el próximo 19 de julio. A pesar de haber 25 puntos de diferencia entre ambos (45% a 25%) el referente del oficialista PRO no pudo ganar en primera vuelta dado que no superó el 50%. Buen debut de la Boleta Única Electrónica.

El domingo 5 de julio se realizaron las elecciones generales en CABA con el esperado debut de la Boleta Única Electrónica (BUE). Con buena aceptación, la BUE, entre tantos aspectos positivos, le dio mayor velocidad a la transmisión de resultados y permitió que el escrutinio final esté a los 5 días de finalizar la elección.

Justamente, este último arrojó los siguientes resultados para Jefe y Vice Jefe de Gobierno:

encues61

Tanto el Pro como ECO son fuerzas no peronistas con peso fuerte en Capital Federal. Este territorio suele representar un termómetro crítico de la presidenta de la nación, y además es un lugar donde históricamente al peronismo le cuesta ganar. Mientras que el FpV representa al gobierno nacional, tanto AyL como el FIT son representantes de la izquierda.

El líder del PRO es el empresario Mauricio Macri, quien gobierna la ciudad desde el 2007. Fiel a su formación, piensa a la política en términos de gestión, dejando a un lado disputas ideológicas. Su discurso tiende a desideologizar y todo apunta a sus obras. Su gobierno se mide por cantidad de metrobuses hechos o número de baches arreglados. Cuando se le interpela por su posición ideológica, Macri y todos sus militantes suelen responder que no se trata de izquierda o derecha sino de “hablar con los vecinos”.

Toda discusión se plantea en los canales de gestión, de números. También se apelan a elementos como el color amarillo o llamar a sus candidatos solo por el nombre. La apuesta al marketing se hace intencionalmente y así buscan deslegitimar la trayectoria y la filosofía política. Es más bien un “producto” que lo gente compra. Un indicador no menor es que gran parte de sus militantes juveniles provienen de las universidades privadas de “elite”, mientras que su participación y gusto en las universidades públicas es escaso y, en algunas facultades, directamente nulo.

Así, en su campaña política el PRO propuso discutir “modelos de gestión”. Vale decir que “gestión” es un término tan mimado por el neoliberalismo instalado en el poder desde 1976 con la última dictadura militar y que paulatinamente fue apropiándose del campo de discusión.

Sin duda el macrismo encierra valores que muchos porteños ponderan. Su modelo de “gestión” representa el “cambio”, lo distinto con respecto a la “vieja política”. Este tipo de planteo parece encajar bien en una sociedad como la porteña donde hay un fuerte escepticismo hacia la clase política en general. Por eso es que, un importante sector del electorado pondera que Macri sea un empresario. Por ello también la apuesta macrista es su “acervo” de militantes con figuras provenientes de otros ámbitos como el espectáculo o el deporte.

De esta manera, cierra el discurso de echar la culpa de lo malo a la corrupción de la clase política y mediante estas figuras se trae lo nuevo. Con ellas se tapan los partidarios macristas provenientes de otros partidos como el PJ y la UCR. En concreto, estos “invitados” suelen ser personalidades sin militancia ni conocimientos políticos que son más bien oportunistas de la realidad actual.

Pero en la Ciudad, la segunda fuerza más votada fue ECO, que surgió a inicios del 2015 luego del desprendimiento del Frente Amplio UNEN. Dicho frente confluyó a diversos partidos “progresistas”, pero pronto se disolvió. Pintaba para hacer un proyecto sólido, pero el ego de alguna de sus personalidades, como por ejemplo la de Elisa Carrió, tiró todo por la borda.

El sector menos progresista de UNEN, compuesto fundamentalmente por la UCR porteña y el Partido Socialista optó por lanzar en las PASO dos candidaturas, ambos ex ministros de la gestión del Frente para la Victoria: Martín Lousteau y Graciela Ocaña. Curiosamente, ambos habían sido “seducidos” por el macrismo para que formen parte de sus filas.

Especulaciones en torno al voto en el balotaje

La Ciudad de Buenos Aires no vive debate profundo de ideas, sino más bien – y gracias también a la presión de los grandes medios de comunicación hegemónicos – a los cuales no llegaron de forma equitativa los cinco candidatos sino que priorizaron a Larreta, Lousteau y Recalde -, la idea de confrontar tipos de gestión. Pero al coincidir en algunos puntos, como por ejemplo que tanto el PRO como ECO forman parte de la alianza “Cambiemos” a nivel nacional, hace pensar a muchos que las diferencias entre ambos contendientes son escasas.

En términos de posición política, la real oposición al macrismo fue representada por los otros tres candidatos que compitieron en las elecciones generales del 5 julio. El Frente para la Victoria, que intentó ubicarse en la campaña como los defensores de la “inclusión” y por otro lado la izquierda, que con el FIT (Frente de Izquierda de los Trabajadores) y AyL (Autodeterminación y Libertad), son críticos tanto del gobierno porteño como del nacional.

Pero en el balotaje entran en juego otras cuestiones. Insisto en la idea de que, a pesar de que los números reflejan que alrededor de un 60% de los porteños acepta los modelos de gestión propuestos por el PRO y ECO, no es válido establecer un análisis lineal. Más que nada porque dentro de unos meses se vienen las elecciones PASO nacionales y lo que suceda en Capital toma especial peso para el futuro.

Por eso es que hay parte del electorado que vota estas propuestas como oposición al gobierno nacional. También en cierto que como Macri compite en las presidenciales, gran parte de los 40.500 votos que obtuvo el FpV pueden ir a Lousteau con tal de perjudicar a Macri.

Hay mucha especulación al respecto. Ahora el centro de la disputa gira en torno a la pantalla de votación. Desde ECO denuncian que al fijarle un tercio de la pantalla a la opción “Voto en blanco” se favorece al PRO. Entonces se lanza una campaña contra esta forma de votación.

Por su parte, de los otros tres candidatos que participaron en las elecciones generales tomaron postura para con sus votantes. Mariano Recalde dijo que “tanto Larreta como Lousteau son lo mismo”, con lo cual no llamó a votar a ninguno en particular. Por su parte, desde el FIT, Myriam Bregman llamó a votar en blanco mientras que desde AyL, Luis Zamora dio libertad de acción.

Conclusión

En este artículo describió algunas características del electorado porteño. Pero de ninguna manera apoya a aquellos analistas que traspolan votos de manera lineal. En la cabeza del votante no pasa sólo la elección de dos candidatos, está también en la mira la presidencia. Con lo cual es válido hablar de tendencia, pero no linealidad.

Desde el 2003 que el Jefe de Gobierno es elegido por el balotaje. Si bien, hay grandes indicios de que Larreta sea efectivamente el ganador, también es cierto que no está dicha la última palabra. Más aún en una figura como Lousteau, que tiene una mejor imagen que Larreta si comparamos a ambos con votantes de otras fuerzas.

También es cierto que Lousteau no tiene nada que perder. Luego del balotaje, más allá de si alcanza o no el triunfo, su imagen crecerá y será un referente importante para futuras elecciones.

Para finalizar, algo curioso pero que marca la poca coherencia política de los grandes partidos. Mientras que en la campaña política entre Larreta y Lousteau se han dicho de todo llegando a hacer acusaciones graves (como por ejemplo denunciar el excesivo gasto de publicidad por parte del pro con dinero público), a nivel nacional sus partidos van juntos dentro de la alianza “Cambiemos”. Esta falta de claridad se traslada también en los votantes que interpretan a ambos como parte de lo mismo y por eso votarían en blanco.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*