Requisitos de los informes de labores de los servidores públicos

Requisitos de los informes de labores de los servidores públicos
30 noviembre, 2015 Strategia Electoral

El artículo 134 constitucional establece dos obligaciones específicas para garantizar la imparcialidad de los servidores públicos y el adecuado manejo de los recursos.

1. Manejo imparcial de recursos públicos. Los servidores públicos tiene la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre partidos políticos.
2. Propaganda gubernamental. La propaganda gubernamental que se difunda bajo cualquier modalidad de comunicación social deberá tener carácter institucional y fines informativos. En ningún caso podrá incluir nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público.

En el régimen transitorio de la Constitución se establece que el Congreso de la Unión debe emitir la ley reglamentaria que regule la actuación de los servidores públicos acorde a lo establecido en el artículo 134 Constitución, la emisión de la ley se encuentra pendiente desde 2007.

En materia electoral, el artículo 242, párrafo 5, de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, señala que los servidores públicos pueden promover su informe de labores en los medios de comunicación bajo las siguientes características:

• El informe debe ser anual, y su difusión limitarse a una vez al año.
• La difusión se debe realizar en las estaciones y canales con cobertura regional correspondiente al ámbito geográfico de responsabilidad del servidor público.
• La difusión se podrá realizar en un periodo que no exceda de 7 días anteriores y 5 posteriores a la fecha que se rinda el informe.
• La difusión de los informes no se puede realizar durante el periodo de campaña electoral, ni tener fines electorales.

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en el SUP-REP-3/2015 interpretó que la difusión de los informes de labores debe cumplir con lo siguiente:

1. Ser un auténtico, genuino y veraz informe de labores, lo cual implica, que refiera a las acciones y actividades concretas que el servidor público realizó en el ejercicio de su función pública del periodo del que se rinden cuentas a la sociedad, de acuerdo con las atribuciones conferidas normativamente, a través de medios que deben ser ciertos, verificables y abiertos a la ciudadanía.

2. Se debe realizar una sola vez en el año calendario y después de concluido el periodo referente a aquél en que se ha de rendir el informe de labores.

Sin que obste a tal fin, que las actividades desplegadas por los servidores públicos eventualmente se dividan en periodos, como tampoco, la circunstancia de que sean diversos los servidores públicos que integran un órgano colegiado, por lo que, en su caso, todos tendrán que informar de las actividades relacionadas con la gestión pública atinente a sus atribuciones, dentro de la misma periodicidad y no de manera sucesiva, escalonado, continuada o subsecuente, o bien, designar a quien lo haga en nombre del órgano o grupo.

3. El informe debe tener verificativo dentro de una temporalidad que guarde una inmediatez razonable con la conclusión del periodo anual sobre el que se informa, por lo que de ningún modo, su rendición puede ser en cualquier tiempo, ni postergarse a un lapso indeterminado o remoto a la conclusión del año calendario que se informa.

4. Tenga una cobertura regional limitada al ámbito geográfico de responsabilidad del servidor público; esto es, respecto al lugar en que irradia su función y actividades desplegadas con base en las atribuciones que constitucional y/o legalmente tiene conferidas, de manera que las acciones atinentes a la gestión pública que se despliegan en ejercicio del desempeño gubernamental del funcionario verdaderamente impacten en el ámbito territorial que abarca la difusión de la propaganda atinente a la rendición de cuentas.

5. La difusión en medios de comunicación debe sujetarse a la temporalidad y contenido previsto en la ley.

La esencia del informe de gestión es un acto de comunicación con la ciudadanía, los mensajes que se difundan deben tener el propósito de comunicar a la sociedad la auténtica, genuina y veraz actividad de la función pública de la que se rinde cuentas, esto es, las acciones, actividades realmente desplegadas en el propio año y con los datos o elementos vinculados al cumplimiento de las metas previstas en los programas de gobierno, como consecuencia de las atribuciones conferidas en los ordenamientos aplicables.

La periodicidad de la difusión del informe no puede traducirse en el pretexto para enaltecer la figura o imagen del servidor público, dado que lo relevante en el ámbito de este acto gubernamental es informar de aquellos aspectos y actividades que guarden vinculación directa e inmediata con la gestión pública del periodo correspondiente.

6. La figura y la voz del funcionario público deben ocupar un plano secundario, de frente a la relevancia que corresponde a la información propia de la rendición de cuentas que debe comunicarse en forma genuina, auténtica y veraz a la sociedad.

7. De ningún modo pueden tener o conllevar fines electorales; tampoco han de constituir una vía para destacar la persona del servidor público; ni eludir la prohibición de influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos.

8. En ningún caso podrán tener verificativo durante las precampañas, campañas electorales, veda electoral, e inclusive, el día de la jornada electoral.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*