El voto en el extranjero en perspectiva a 2018

El voto en el extranjero en perspectiva a 2018
6 septiembre, 2016 Raiz Digital

Por.- Daniel Olvera

(@danielolvera72

 

El voto desde el extranjero es un instrumento fundamental para refrendar la membresía política de los ciudadanos con su comunidad política

Leticia Calderón [i]

 

En las elecciones de 2006 y 2012 el entonces Instituto Federal Electoral (IFE), hoy Instituto Nacional Electoral (INE), recibió la votación de nuestros connacionales residentes en el extranjero exclusivamente para la elección de Presidente de la República, según el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE) únicamente podría realizarse por la vía postal.

En 2012, el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) recibió la votación de los defeños radicados en el extranjero también por la vía postal, aunque se implemento la opción del voto por internet, para lo cual el IFE apoyó en el envío del paquete electoral en el que se incluyó la boleta y la información para emitir el sufragio en la elección de Jefe de Gobierno. Estas modalidades de sufragio por vía postal y electrónica se establecieron en el código electoral local.

Las cifras de participación en los ejercicios de votación extraterritorial referidos, reflejaron la ineficiencia del modelo y la urgente necesidad de transformarlo para acercar el derecho a las y los mexicanos residentes en el extranjero.

En la reforma político electoral de 2014, el modelo de emisión del sufragio para nuestros connacionales se modificó radicalmente. En la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) se estableció que el ejercicio del voto en el extranjero podrá realizarse bajo las modalidades de voto por correo; mediante entrega de la boleta de forma personal en los consulados, embajadas y módulos de votación autorizados; o, en su caso, por vía electrónica[ii]. Asimismo, podrá ejercerse el derecho al voto para la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y senadores, así como de Gobernadores de las entidades federativas y Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Adicionalmente, la reforma incluyó que la solicitud de inscripción para votar desde el extranjero podrá ser llenada en línea o en forma presencial en los módulos instalados en representaciones diplomáticas, también podrá ser enviada por correo[iii] y se podría tramitar la credencial para votar en el extranjero a través de los procedimientos que determine el INE[iv].

El proceso de credencialización en el extranjero es una medida acertada que potencializa las expectativas de participación de los mexicanos en el extranjero y un mayor éxito del modelo, al facilitar las condiciones para el acceso al ejercicio del derecho al voto.

En este contexto, desde octubre del año pasado, el INE inició los trabajos para materializar la obtención en el extranjero de la credencial para votar, aprobó el modelo[v] (diseños y características) y en diciembre el modelo de operación para su obtención[vi] (requisitos, procedimiento operativo para solicitarla y mecanismo de entrega). De esta manera, a partir del 8 de febrero del año en curso el INE en colaboración con la Secretaría de Relaciones Exteriores[vii] inició el proceso para que las y los ciudadanos residentes en el extranjero pudieran obtener su credencial para votar en la sede consular cercana a su lugar de residencia.

Este proceso comenzó en las 16 sedes de la red consular de México con mayor afluencia de población mexicana residente en los Estados Unidos[viii], su instrumentación se ha ido realizando de forma gradual en todas las sedes diplomáticas de México en el mundo, a la fecha ya se puede presentar la solicitud en 148 embajadas y representaciones consulares de nuestro país.

Los resultados del proceso de obtención de la credencial para votar en el extranjero nos señalan que después de poco más de seis meses de su inicio, más de 115 mil paisanos residentes fuera de nuestras fronteras ya la han solicitado. Al igual que en 2006 y 2012 la ciudadanía con credencial para votar de la Ciudad de México, Jalisco y Michoacán representan el 28% de los tramites registrados.

Hasta ahora las cifras son alentadoras, pues si bien es cierto que aún existen millones de mexicanos en el extranjero que no han solicitado esta credencial para votar, es importante señalar que con base en los trámites registrados y proyectando un estimado de las credenciales solicitadas, hacia finales de 2017 podrían ser casi 400 mil trámites, con lo cual el voto desde el extranjero podría ser determinante para los resultados de las elecciones de 2018.

Generalmente no se le da al voto desde el extranjero la importancia que en realidad tiene, pues se llega a asumir que no será decisivo en el conteo final. Sin embargo, con base en las estimaciones referidas anteriormente la realidad del sufragio de las y los mexicanos en 2018 podría demostrar que importa más de lo imaginado y que puede ser definitorio. No me imagino a alguna representación partidista dejar de lado esta enorme cantidad de votos en juego.

A manera de ejemplo, en la reciente elección presidencial en Perú, los votos que se emitieron en el extranjero fueron fundamentales para definir al triunfador de la elección, pues al sumarlos al conteo final fue que se pudo definir al ganador de la elección: Pablo Kuczynski.

Por lo que el mensaje es muy claro, el voto que se emite en el extranjero puede tener un efecto importante en los resultados electorales en el caso de elecciones muy cerradas.

Como ocurrió en Perú este año, en la elección de 2018, que se espera sea bastante competida, los votos emitidos en el extranjero pueden tener un impacto considerable en el resultado de una elección.

Por tanto, debemos estar atentos a las acciones que implementen las autoridades electorales, nacional y locales, para instrumentar y cumplir a cabalidad con lo dispuesto para garantizar que todas y todos los mexicanos que así lo deseen puedan ejercer el voto desde el extranjero, de manera que se busque diseñar estrategias adecuadas para facilitar y captar la votación de este grupo poblacional que pertenece a la diáspora y que en México representa casi el 10 por ciento (11.9 millones) de la población nacional.

 

Daniel Olvera es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública, especialista en voto extranjero, demócrata convencido y actualmente se desempeña asesor de Consejero Electoral en el Instituto Electoral del Distrito Federal.


[i] Calderón, Leticia (2003). Votar en la distancia. La extensión de los derechos políticos a migrantes, experiencias comparadas. México. Instituto Mora/Coordinación General para la Atención del migrante michoacano.

[ii] El voto por la modalidad de vía electrónica, se realizará hasta en tanto el Instituto Nacional Electoral haga pública la comprobación del sistema a utilizar para la emisión del voto en dicha modalidad, acorde con lo señalado en el Transitorio Décimo Tercero de la Ley General De Instituciones y Procedimientos Electorales.

[iii] Artículo 332 párrafo 2.

[iv] Artículo 136.

[v] Acuerdo INE/CG875/2015.

[vi] Acuerdo INE/CG1065/2015.

[vii] Trabajos formalizados a través de un Convenio de Colaboración y Apoyo suscrito por el Instituto Nacional Electoral y la Secretaría de Relaciones Exteriores el 15 de diciembre de 2015.

[viii] Atlanta, Austin, Chicago, Dallas, Denver, Houston, Little Rock, Los Ángeles, Nueva York, Phoenix, Raleigh, Sacramento, San Antonio, San Francisco, Santa Ana y San José.